Devoción a la Inmaculada Concepción y al Corazón Inmaculado de ‎María

Con ocasión de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, presentamos este texto del Padre León Dehon, que escribiera para su obra “El año con el Sagrado Corazón de Jesús” (1909).

Dos siglos antes de la definición del dogma de la Inmaculda Concepción, ‎Margarita María honraba y rezaba a la santísmima Virgen con el glorioso nombre ‎de María concebida sin pecado. Terminaba muchas veces sus cartas con esta ‎invocación.‎
La devoción a Nuestra Señora de Lourdes debe ser por tanto de cara al ‎Corazón de Jeús.‎
La sierva de Dios gustaba especialmente también honrar el Corazón ‎inmaculado de María. Escribiendo al P. Croiset, le decía: “No quedará aborrecido ‎por que le envíe uno de los primeros libros impresos en honra al divino Corazón ‎de Jesús, a fin de que, si juzgara oportuno, de él sacará las Letanías del santo ‎Corazón de María, para agregarlas al libro de usted”.‎
Temiendo que el P. Croiset no hubiera comprendido suficientemente su ‎pensamiento, le hace la misma recomendación en otras dos cartas: “Si esto no le ‎desagrada, le decía, le pido que no se olvide de mandar a colocar en el libro de ‎usted las letanías del Corazón de la santísima Virgen, nuestra buena Madre”‎
Contentaremos al Corazón de Jesús, si tuviermos una tierna devoción a la ‎Inmaculada Concepción y al Corazón inmaculado de María.‎
(Padre León Dehon, 1909‎)

Anuncios