Inundaciones en Mindanao (Filipinas)

Informe de los padres del distrito de Filipinas.

Al menos 650 personas han muerto y más de 800 están desaparecidas después que la tormenta tropical Washi o Sendong (nombre local) azotó el sur de Filipinas. Más de 10 horas de fuertes lluvias que comenzaron por la tarde del viernes 16 de diciembre 2011, provocaron una gran inundación que afectó a muchos lugares en la isla de Mindanao.

 

Las dos ciudades más afectadas son las de Cagayan de Oro y Iligan. Miles de casas fueron barridas literalmente por el agua o muy dañadas. Varios distritos de Cagayan de Oro estaban totalmente bajo el agua. Muchos de los muertos fueron arrastrados hacia el mar. Otros fueron enterrados vivos por el barro caído en cascada por las laderas de la montaña. Los niveles de agua se elevaron tres pies en menos de una hora, obligando a miles a subir a los techos de sus casas, donde se acurrucaron contra vientos de 55 millas por hora. Por desgracia, en muchos casos sólo las casas de concreto podían enfrentarse a la fuerza destructora de la naturaleza. El mayor número de muertes es entre los niños, los discapacitados y los ancianos. Según las noticias, incluso cien mil personas podrían ser desplazadas. Muchas de las víctimas perdieron todo. En la ciudad de Cagayan de Oro hay 20 centros de evacuación, llenos de gente esperando para pedir ayuda. Por el momento, las necesidades más urgentes son agua potable, alimentos y materiales de limpieza.

La Casa de Formación SCJ en Aluba, situada en la parte superior de la ciudad de Cagayan de Oro, no se vio directamente afectada por la inundación, excepto por la falta de electricidad y conexión a Internet. Sin embargo, el complejo de la Fundación Hijas de Kasanag, dirigida por los SCJ, está otra vez bajo el agua. Esta vez, el nivel del agua fue aún mayor, alcanzando al menos cuatro metros. La mayoría de las cosas dentro de los edificios fueron dañadas y necesitan ser reemplazadas. Las inundaciones dejaron toneladas de lodo detrás. Afortunadamente, todas las chicas y el personal, junto a 35 personas, fueron trasladados sanos y salvos a la Casa de Formación SCJ y se les dio refugio en el edificio del Preescolar. Ellos se quedarán con la comunidad SCJ hasta que las instalaciones de Kasanag estén listas para ellos de nuevo.

Hasta el momento, fue una de las más fuertes tormentas tropicales que pasó alguna vez por Mindanao.
19 de diciembre 2011 20:07

Anuncios