San Claudio

Con ocasión de celebrarse el 15 de febrero la Memoria S.C.J. de Claudio de la Colombère publicamos la traducción de uno de los escritos del padre Dehon referente a él.

El venerable Claudio de la Colombière.

El R. P. Claudio de la Colombiére, nacido cerca de Lyon en 1641, entró en la Compañía de Jesús en 1659. Se entregó a la predicación con tal celo apostólico que se habría dicho que sus sermones fueron elaborados en la hornalla del Corazón de Jesús. Fue anviado a Paray-le-Monial en 1674. La beata Margarita María, honrada por las apariciones del Corazón de Jesús, oyó una voz decirle: “He aquí aquel que te envío”. El dirigió, efectivamente, con una sabiduría admirable a la santa visitadina, “no ahorrando nada, dice ella, para humillarme y corregir, dando me eso gran placer”. El fue su auxiliar dedicado al apostolado de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, que su palabra ardiente dio a conocer no solamente en Paray, sino también en Lyon y también en Londres, donde fue perseguido y encarcelado. Cuando regreso a Paray, la beata le escribió que el Sagrado Corazón quería el sacrificio de su vida, y, de hecho, expiró dulcemente poco tiempo después, el día 15 de febrero de 1682.

El se había encargado por voto a nunca hacer nada sino para la gloria de Dios y para desear ser despreciado, rechazado, calumniado, y tenido por insensato, sin que diese para eso ocasión, con tal que Dios no fuera ofendido. Los milagros obrados, se dice, en su tumba, hacen esperar que la Iglesia lo venga a asociar en breve a las honras que concedió a la beata.

El dejó algunos escritos y a saber el libro de su Retiro donde encontramos todo el espíritu de la verdadera devoción al Sagrado Corazón.

León Dehon, Mes del Sagrado Corazón, 14to día, 1903.

Nota: Durante la vida del padre Dehon (+1925) Claudio de la Colombière era honrado con el título de “venerable”, siendo beatificado en 1929 y canonizado en 1992. En la época de edición del “Mes del Sagrado Corazón”, Margarita María era todavía venerada como “beata”, fue canonizada en 1920.

Anuncios