Oración de ofrecimiento al Sagrado Corazón

En el tiempo del Padre Dehon, había un sólo acto de oblación que se rezaba todos los días por la mañana, era basado en el del Padre Claudio de la Colombière, también lo rezaban los laicos que seguían la espiritualidad de la Congregación (y que entonces se llamaban “agregados”). Aquí está dicho acto de oblación, para que lo reces cada mañana para consagrar tu día al Sagrado Corazón de Jesús.

 

Oblación

Corazón amantísimo de Jesús,
Corazón digno de todo mi amor y de toda mi adoración,
te ofrezco todo mi corazón con sus afectos
y a mi mismo por entero.

Jesús, amado de mi corazón,
ofrezco libremente a tu Corazón todos los méritos
que puedan tener mis oraciones, y mis obras de paciencia,
de humildad, de obediencia y de todas las otras virtudes,
si bien son todas exiguas y míseras,
y todo lo que pueda hacer durante mi vida, hasta el final.

Todo esto lo quiero hacer en alabanza y por amor de tu Corazón divino.
Humildemente te suplico que aceptes esta pobre oferta
que, por medio de las manos purísimas de María, presento a tu sacratísimo Corazón
para que la dispongas a tu arbitrio.
Amén.

sagrado corazon del thesaurus

Anuncios