Recordando al p. Eufrasio

El pasado día 9 falleció nuestro cohermano, el padre Eufrasio Clerici y para recordar su vida, don de Dios, compartimos el siguiente testimonio del padre Delio Ruiz:

Recientemente, en abril tuve la suerte de viajar a Roma para un encuentro de formadores, aproveche para visitarlo en Milán, compartí con el, su familia y la comunidad sus celebración por los 40 aniversario de su sacerdocio; lo vi sufrir pero con esperanza de sanar y seguir adelante.
En aquel momento fue para mí una despedida, sentí mucho dejarlo, allá en Milán en su patria, siempre recordando y queriendo volver a la misión. Siento mucho su partida, pero me da una paz el haber vivido de alguna manera esta realidad dolorosa de su enfermedad, momentos que como el Eufra decía, son los misterios de Dios que no entendemos pero que “seguro servirá para algo”… “yo no entiendo nada” … “como San José, me toca aceptar el misterio y los caminos de Dios, aunque a veces no lo entienda completamente.”

En Milán estuvimos con p. Eduardo Agüero, compartiendo con él un par de días, en todo momento nos tenía allí en su habitación charlando reviviendo momentos. Llegaba el momento que yo tenia que regresar para Filipinas, en una de mis visitas a su habitación le pido que me quiero confesarme… “Vení, vení!” La confesión, charla… lo guardo como su testamento para mi y lo comparto con todos. “Delio, vos sabes que como sacerdote, valoro la Eucaristía, los sacramentos… pero una cosa que siempre me reconfortó en el ministerio ha sido el sacramento de la Reconciliación, sintiéndose uno instrumento del perdón de Dios; que grandioso! Sé misericordioso, es parte de nuestra vocación como Sacerdotes del Corazón de Jesús. Le encomendamos a Dios nuestra propia fragilidad y le damos infinitas gracias por su amor misericordioso (…). Ahora cuando estés en el avión regresando a Filipinas, cuando estés viajando entre el cielo y la tierra, encomendále a Dios y a la Virgen los que viajan con vos, dale gracias a Dios porque a pesar de nuestra debilidades humanas nos llama a ser instrumento de su misericordia, dale gracias por el perdón. “
…Que María Santísima lo reciba con los brazos abiertos en el cielo.
Unidos en la oración, un saludo fraterno,

p. Delio Ruíz, scj

Anuncios