El Padre Dehon y la Orden Tercera de San Francisco

Pintura representando a Francisco de Asís

Cuando en 1882 el Papa León XIII comienza a tratar de renovar a la Orden Tercera en su espíritu original social, como un Instituto para defender el derecho, apoyar a la familia y formar una fuerza social, algunos sacerdotes franciscanos y laicos comenzaron a moverse, entre ellos el P. Jules y León Harmel. El resultado era la formación de un Comité para organizar varios Congresos de la Orden. El P. Dehon participó activamente en algunos de ellos.

En el tercer Congreso de la Orden Tercera Franciscana celebrada en Reims del 17 al 22 de agosto de 1896 habló sobre La propagación y defensa de los principios de la justicia y de la equidad evangélica. Parte del principio evangélico que no se puede tomar ningún bien ajeno. Dice que San Francisco ha reconocido que la mayoría de las dificultades sociales y sufrimientos del pueblo provienen de la no observancia de esta regla y ha dado a su Orden Primera y Tercera la misión de propagar y de defender estos principios de equidad y de justicia.

Después describe brevemente los medios que se han usado durante la historia para propagar y defender estos grandes principios de justicia social.

Recuerda cómo en el siglo XIII dominaba la propiedad feudal con todos sus abusos y cómo San Francisco fundó la Orden Tercera para liberar al pueblo de ellos.

Ahora, en el siglo XIX, es el capitalismo el que domina, escondiéndose varias veces en el anonimato, inspirando y imponiendo las leyes.

La Orden Tercera, que emancipó al pueblo en el siglo XIII, debe reasumir su misión.

Al final da unas indicaciones sobre la miseria actual en Francia, que deben tratar de mejorar. Cita la parábola del buen Samaritano y dice: Pasó el sacerdote, pasó el levita. ¿Quieren ustedes que Nuestro Señor agregue: “Pasó el hijo de San Francisco y no tuvo piedad de esta gran miseria”. Si San Francisco viera esto.

En el Congreso de Toulouse (1899) insiste en que la caridad no dispensa de la justicia y en que no se puede hacer limosna con las ganancias de la usura.

Su discurso en el Congreso de Roma (1900) sobre la misión actual de la Orden Tercera fue un fervoroso llamado para que siga las indicaciones de León XIII de incorporar también especialmente a hombres, hombres valientes, que pueden ser generadores de cambios sociales.

La Orden Tercera sin embargo no quería seguir los caminos indicados por León XIII, prefería dedicarse solamente a la santificación de sus miembros y a las obras tradicionales de la caridad.

P. Egidio scj

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s