23er Capítulo General

En el XXIII Capítulo General (Roma, 17/05 – 06/06 de 2015) queremos centrar la atención sobre el tema de la comunidad. Una comunidad abierta, “en salida” – para usar la expresión del Papa Francisco en la Evangelii Gaudium …
El título elegido es:

«MISERICORDIOSOS, EN COMUNIDAD, CON LOS POBRES»

Estamos viviendo un tiempo de profundos cambios, a nivel de Congregación con el paso del Norte al Sur y al Este del mundo; a nivel cultural-social-religioso-comunicativo; a nivel económico donde los pobres son cada vez más numerosos y más pobres.
[…]
Después de haber escuchado a los Superiores Mayores (4-9 de noviembre de 2013) y de reunirnos con la Administración General, constatamos que el punto de partida de nuestra reflexión capitular se encuentra en la carta a los Filipenses (2,5-11) que nos invita a revestirnos con los mismos “sentimientos de Cristo Jesús” que “se despojó de su rango, y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz”.
La dinámica de la encarnación, de la vida y muerte de Jesús, nos llama y anima hacia la actitud de Dios del don de sí mismo hasta el vaciamiento y, para nosotros, se expresa con la categoría de la misericordia, parte importante de la espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús.
Somos conscientes de que antes de “ir a los otros” estamos tocados por la misericordia de Dios en nuestra vida. Así nos transformamos en colaboradores de esa misericordia, que está en la base de nuestra vida fraterna en comunidad y se convierte en la expresión concreta de la reparación.
[…]
El estilo con que buscamos realizar nuestra cooperación con la misericordia nos pide favorecer una adecuada formación (humana, espiritual, profesional, intelectual); hacer una opción cualificada de los apostolados para no caer en un activismo que disperse; evaluar crítica y creativamente nuestras estructuras (organizativas, administrativas, edificios) y la gestión de las mismas a nivel de Entidad y de Congregación.
Todo esto para nosotros es un modo de contribuir a la nueva evangelización, que nos invita no sólo a ir al pueblo, sino también a caminar con el pueblo.
Peregrinos hacia el Reino de Dios en las almas y en las sociedades, queremos compartir “los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren”, para que los suyos también sean nuestros gozos y nuestras esperanzas, nuestras tristezas y nuestras angustias (cf. Gaudium et Spes 1; Celam Aparecida 2007, n. 26).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s