Mensaje Final del 7º Encuentro Latinoamericano de Pastoral Vocacional

Del 09 a 13 de octubre de 2017, durante los festejos de los 300 años de Nuestra Señora de Aparecida en aguas brasileñas, los cohermanos de la gran isla de San Luis de Marañao nos recibieron a nosotros p. Marcelo Andrés Reynoso (ARG), p. Pedro Jesús A. Toboso (ECU), p. Arildo José Ferrari (PAR), p. Carlos Fred Ferreira y Diac. José Valdinan S. Jesus (BRE), p. Reinaldo Braga Ferreira y hno. Claudio H. Barrientos Vargas (CHI), p. Zaqueu Suczeck y p. Miguel da Silva (BRM), hno. Arlyson Ernesto, hno. Rafael Vieira Costa, p. Nelber Rodrigues y hno. Gilmar Ferreira (BSP), p. Cristiano Martins Borges, p. Luiz Claudio Casarim, p. Flavio Aparecido Alves, p. Elinauro Santos y p. José Angelo Figueira (BSL), en el 7º ENCUENTRO LATINOAMERICANO DE PASTORAL VOCACIONAL.

Como hermanos que comparten el mismo sueño dehoniano, atendemos a la invitación del Maestro de Divino Corazón, “¡VENGAN Y VEAN!” (Jn 1,39), y permanecemos con Él durante estos días de encuentro. Él, a su vez, por medio de personas consagradas que colocaron su don al servicio y nos instruyeron sobre la Psicología de la Vocación, sobre la Vida Religiosa y los desafíos abiertos después del Vaticano II y sobre “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, iluminó nuestra mente para que contemplemos su morada entre nosotros, en estos nuevos tiempos.

En fraternidad, además, redescubrimos la riqueza de nuestro caminar dehoniano y latinoamericano de Pastoral Vocacional. Visitando las memorias de nuestros encuentros, fuimos nuevamente provocados y desafiados a caminar juntos, sin perder de vista los ideales originales dejados por los que nos precedieron. Y, por eso, en fraterna unidad, sugerimos a nuestras entidades latinoamericanas lo que sigue:

  • Que los Encuentros Latinoamericanos de Pastoral Vocacional no dejen de ser realizados, pues nos enriquecen y nos animan mutuamente.
  • Que la preparación de los próximos encuentros siga los ideales originales, a saber: “compartir las experiencias, involucrarse con la realidad vocacional local, elaborar líneas comunes de acción, tener un momento de formación” (Lavras-MG, 1999).
  • Que siempre uno de los Superiores Latinoamericanos sea el responsable de cuidar de la dimensión vocacional. En esta ocasión, sugerimos el P. José Luis Domíngues, Superior del Ecuador.
  • Que siempre haya un religioso dehoniano referente en América Latina para animar la dimensión vocacional, así como orientar la preparación de los Encuentros Latinoamericanos de Pastoral Vocacional y preservar las Memorias de esos Encuentros. En esta ocasión, sugerimos el P. Pedro Jesús, de Ecuador.
  • Que sean rescatadas íntegramente, como sea posible, las “Memorias” de los Encuentros Latinoamericanos de Pastoral Vocacional, desde el principio.

VII ELAPV

Por último, también manifestamos nuestra inmensa alegría y gratitud por este tiempo de encuentro, formación, convivencia fraterna y compartir. Así como el mensaje de P. Carlos Enrique Caamaño enviado a los participantes del encuentro, pedimos al Corazón de Jesús que haga fecundo el trabajo de estos días, para nuestras entidades de América Latina y para toda la Congregación. Y que Él sea providente en vocaciones.

Con el corazón filial, en profunda comunión con el pueblo brasileño, suplicamos a la Señora Aparecida: “Danos la bendición, Madre querida, Nuestra Señora Aparecida”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s