La Eucaristía y la Penitencia

“Un juicio negativo sobre una situación objetiva no implica un juicio sobre la imputabilidad o la culpabilidad de la persona involucrada.” (Papa Francisco, AL 302) "Es verdad que mi conciencia nada me reprocha, pero no por eso estoy justificado: mi juez es el Señor." (1 Cor 4,4) La Eucaristía y la Penitencia son dos sacramentos … Sigue leyendo La Eucaristía y la Penitencia

Acto de reparación de Santa Gertrudis

Te ofrezco en reparación, Padre amantísimo, todo lo que sufrió tu Hijo amado, desde el momento en que, reclinado sobre paja en el pesebre, comenzó a llorar, pasando luego por las necesidades de la infancia, las limitaciones de la edad pueril, las dificultades de la adolescencia, los ímpetus juveniles, hasta la hora en que, inclinando … Sigue leyendo Acto de reparación de Santa Gertrudis

Líneas fundamentales de espiritualidad dehoniana

El culto al Sagrado Corazón Fundado en la contemplación del misterio de la Transfrixión (cf. Juan 19, 34-37), este culto ha querido destacar, bajo el signo del Corazón abierto, al amor misericordioso de Dios por los hombres pecadores y suscitar en ellos la acogida de ese amor. En este contexto, la línea espiritual del P. … Sigue leyendo Líneas fundamentales de espiritualidad dehoniana

León Dehon: su espiritualidad cuando estudiante en Roma

En el tiempo de los estudios en Roma, a partir de octubre de 1865, los contactos con el berullismo son más intensos y sistemáticos. El centro de esta espiritualidad era la contemplación de Cristo en el misterio de su vida interior, o sea, en su kénosis entendida como oblación “perenne y perfecta” al Padre, en … Sigue leyendo León Dehon: su espiritualidad cuando estudiante en Roma

La autoridad como servicio

Los evangelios nos muestran que la figura del pastor y del siervo no han sido para Jesús simples imágenes poéticas. El ha demostrado una dedicación y un amor capaz de hacer frente a la debilidad y a la necia incomprensión de sus discípulos. Ha ofrecido por ellos su vida, no solo en la cruz, sino también en todo el tiempo que ha compartido con ellos, en la escucha, en las explicaciones, en la paciencia, en el perdón, en el dar ánimos, en la alegría por sus éxitos en el ministerio y también en el respeto por sus caídas, incomprensiones y traiciones.